viernes, 30 de abril de 2010

Entubado pétreo en ni pecho // palabras para una revolución permanente.




El arroyo Maldonado crece y crece entubado pétreo en mi pecho. Como un óleo inconcluso sube y sube el atisbo cansino del tiempo. En la marcha del pueblo sangra y sangra la vida que ya es mía. Y por un leviatán golpe a golpe mojada va la turba de grizna. Una vida entera con el corazón encendido. La casa de mi madre.  El lado que va de incógnito en la lluvia. Lo secreto tiene ese cariz narcótico, ya lo ves, me desasno de la estupidez inconfesable en primera persona y sin pretéritos,  parafraseo: “es mejor equivocarse junto al pueblo que acertar sin el”.

7 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

¿Así que está usted muy feliz? Qué gusto me da :)
Mis mejores vibras, encanto :)

flash back tour dijo...

(no puedo dejar nunca de olvidarme que se escribió este poema; no es por principios, es por que ondula en la perfección de la palabra. "Sí, mi amiga" de Juan L. Ortiz)




SÍ, MI AMIGA...

Sí, mi amiga, estamos bien, pero tiemblo
a pesar de esas llamas dulces contra Junio...

Estamos bien... sí...
Miro una danzarina en su martirio, es cierto,
con los locos brazos, ay, negando la ceniza
y el crepúsculo íntimo...

Estamos bien... Cummings que se va, muy pálido,
al país que nunca ha recorrido,
mientras Debussy enciende el suyo, submarino...

Estamos bien... Pero tiemblo, mi amiga, de la lluvia
que trae más agudamente aún la noche
para las preguntas que se han tendido como ramas
a lo largo de la pesadilla de la luz,
con la vara que sabes y la arpillera que sabes,
en las puertas mismas, quizás, de la poesía y de la música...

Estamos bien, sí mi amiga, pero tiemblo de un crimen...

Cuándo, cuándo, mi amiga, junto a las mismas bailarinas del fuego,
cuándo, cuándo, el amor no tendrá frío?

Anartista dijo...

viste? cada vez que entro aparece juan laurentino! y las casualidades son una mentira. pasé el otro día por el gualeguay, es tan simple y calmo, y chiquito, como la pluma de un grande.

otro gusto sincero que sale desde mi adentro con rumbo a pompeya. y abrazo, claro.

La paciente nº 24 dijo...

“El lado que va de incógnito en la lluvia”; lo amé[n]…………….como al poema de Ortiz. Sin duda la palabra felicidad es la mayor de las revoluciones [o la revolución la mayor de las felicidades, igual]. Me ENCANTÓ!!!

Ezequiel dijo...

no sé por qué pero hacer las cosas en primera persona a veces nos cuesta mucho...

MBI dijo...

............
Sí............
Vamos..........
..
sin temblores
.........

ami dijo...

ayer vi Metropolis, la vieja vieja, y la ultima frase me hizo de repente acordar al final
feliz...
beso